viernes, 11 de diciembre de 2009

AMINATU HAIDAR Y SU MARTIRIO

Creía que ya nadie estaba dispuesto a morir por una causa política. Me he equivocado. Debe ser que estoy desfasado. Resulta penoso que una activista como Haidar le dé más o menos igual regresar con los suyos viva o sin consciencia de vida, es decir, muerta, con su cadáver expuesto para los feligreses de la causas y la prensa mundial. Me adhiero a sus reivindicaciones, sin duda. ¿Pero qué pasa si alguien deja de comer y rechaza cualquier tipo de asistencia y a su vez todos los negociadores irresponsables se echan la siesta o rompen conscientemente la comunicación en los hilos del teléfono? y ¿qué significado tiene morir y pasar al salón de la fama de los mártires? Supongo que para los sedientos devotos de algo o para los poseedores de cerebros minúsculos, sería un importante acontecimiento histórico, más que otra cosa porque ya tendrían una nueva santa con la que alumbrar sus vidas.

4 comentarios:

Aida Esther Pérez Lorenzo dijo...

Sería necesario convocar el referéndum que llevan solicitando hace 34 años y que no fuera necesario plantear la lucha de esta manera, con el riesgo para la vida de un ser humano, mujer y madre.
En 1989 la ONU diseñó un Plan de Paz que tenía previsto la celebración de un referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental,¿por qué no se ha hecho?

Víctor Yanes dijo...

y mucho antes los sucesivos gobiernos de España han propuesto y a renglón seguido aplazado el referendum. No es cuestión de ser o no independestista, simplemente Marruecos ha ocupado una tierra que no es suya

yamidama dijo...

Unos mueren de viejo, otros por un accidente o enfermedad. Yo la entiendo, yo también prefiero morir por mis creencias e ideales.
Aunque espero y deseo que no muera, pues su cuerpo inerte sólo servirá para carroñeros, aprovecharán del cadáver los minutos de audiencia en televisión y radio, las páginas en prensa escrita, será cuestión de unos días y todo olvidado.
La muerte en este caso no habrá servido para nada, sólo para hacer daño a familiares y amigos.

Víctor Yanes dijo...

Completamente de acuerdo Yamidama. Si llega el fatal desenlace lo mejor será apagar el televisor unos días